Nº 1 en Ortopedia Online

¡Tenemos los mejores precios y ofertas!

Servicio Técnico y Posventa Especializado

Como elegir un andador para personas mayores

Como elegir un andador para personas mayores

Si hemos decidido comprar un andador, rollator o deambulador para adultos, bien sea para nosotros o para alguien de nuestro entorno cercano, merece la pena pararnos un momento a leer estas indicaciones y recomendaciones para que nuestra elección sea la más acertada posible. 

Con este pequeño resumen pretendemos infórmate y que conozca más acerca de las opciones que existen en el mercado respecto a esta ayuda técnica a la movilidad tan común pero desconocida para muchos. 

Antes de nada, debemos fijarnos en si queremos un modelo plegable, las dimensiones en ancho y alto que nos ofrece a fin de que se adapte a la perfección a nuestra estatura y el uso que vamos a darle para así poder decantarnos por el que cubra todas estas necesidades.  

Hay múltiples formas de clasificar los andadores para mayores, las más comunes son: 

A. Por material

  • Acero: son más resistentes, pero también más pesados, aportan gran estabilidad y evitan el riesgo de resbalones indeseados posible en andadores de menos peso. 
  • Aluminio: su chasis es más ligero y maniobrable, están recomendados para usuarios activos que poseen coordinación y demandan cierta agilidad en el uso del andador. 

B. Por número de ruedas

  • Sin ruedas: están recomendados para uso interior y para postoperatorio. El usuario debe levantar el andador por lo que suelen ser muy ligeros y de aluminio. Podemos elegir entre un modelo fijo como el AD203 o uno de pasos como el AD233

  • 2 ruedas: en la parte delantera llevan ruedas y conteras antideslizantes en la parte posterior. Recomendados para uso interior. AD251

  • 3 ruedas: están diseñados para deambular con soltura por espacios estrechos donde un andador más ancho no estaría recomendado. AD240

  • 4 ruedas: sin duda los maniobrables y dinámicos. Ideales para uso exterior e interior. AD155

C. Por tipos de frenos

  • Frenos manuales o freno de maneta, requiere cierta agilidad en las manos del usuario. Un ejemplo seria el andador AD172, el cual incluye un sistema de seguridad de freno en parada que con tan solo apretar la maneta hacia abajo deja el andador bloqueado para evitar movimientos indeseados mientras estamos sentados descansando.

  • Frenos por presión, ideales para aquellas personas con debilidad o problemas de movilidad en sus manos, muñecas o dedos, tan solo con el peso del usuario el andador frena. El modelo AD160 sería un buen ejemplo de este tipo de freno tan practico para este tipo de usuarios.

D. Por peso soportado

Es fundamental fijarse en las especificaciones técnicas o manual de cada andador para ver cuál es la carga máxima recomendada y así poder escoger el que más se adapta a nuestras necesidades.

Podemos diferencias a grandes rasgos entre tres rangos de peso:

  • Hasta 100 kg de peso soportado.
  • Entre 100 y 130 kg, con el chasis algo más reforzado para usuarios de un peso medio.
  • Más de 130 kg.  Suelen tener además unas dimensiones totales y de asiento más generosas por lo que debemos tener en cuenta además comprobar que nos entraría por puertas o zonas más estrechas por las que queramos pasar. Según el chasis hay modelos que son capaces de soportar hasta 270 Kg. AD230 XL 

Principales ventajas del uso de andadores

El uso de un andador nos proporciona autonomía, seguridad, favorece el equilibrio, reduce el cansancio ya que nos permite descansar cómodamente durante nuestros desplazamientos diarios y gracias a la cesta que incorporar, la mayor parte de ellos, nos permiten llevar siempre con nosotros objetos o compra sin necesidad de cargar con ella.  Suponen un importante punto de apoyo que nos ofrece una marcha confortable y fiable.

La mayoría de los modelos actualmente en el mercado son fácilmente plegables por lo que guardarlos o transportarlos es simple, podemos llevarlos siempre con nosotros, en ascensores, en tiendas, etc. y ocupan muy poco espacio cuando no estén en uso, podemos colocarlo tras una puerta, en cualquier rincón o en un maletero de coche, por ejemplo.

Sin duda cuando empecemos a usar nuestro andador nos daremos cuenta de que supone una ayuda extraordinaria y nos ofrece un bienestar en el día a día a la que difícilmente podremos renunciar.

Desde Dortomedical nos gustaría poder ayudarte y asesorarte para que tu elección en la compra de un andador para adultos sea la más acorde a ti. 

Ver todos los ANDADORES

Escribir un comentario

Ten en cuenta que los comentarios se tienen que aprobar antes de que se publiquen.